Más de 668.000 personas se unen a la Comunidad Ahmadía del Islam

agtariq
By agtariq agosto 8, 2019 10:13

Más de 668.000 personas se unen a la Comunidad Ahmadía del Islam

La 53ª Yalsah Salanah del Reino Unido concluye con un discurso inspirador de Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad.

El líder espiritual de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el quinto Jalifa, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad concluyó la 53ª convención anual (Yalsah Salanah) de la Comunidad Musulmana Ahmadía el 4 de agosto 2019 con un discurso inspirador.

Más de 39,800 personas de 115 países asistieron al Yalsah Salanah, que se celebró en Hadiqatul Mahdi en Alton, Hampshire.

Aparte de los musulmanes áhmadis que participaron, también muchos invitados no áhmadis y no musulmanes asistieron el evento.

Un punto culminante de los tres días de Yalsah Salanah fue el Pacto de Lealtad, llamado “Bai’at”, que ocurrió el domingo en la tarde, donde los participantes prometieron su lealtad a Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad como el quinto Jalifa del Mesías Prometido (la paz sea con él).

Los participantes formaron una cadena humana llegando al Jalifa y repitieron las palabras del juramento todos juntos.

Antes de la ceremonia, Su Santidad anuncio que más de 668,500 personas en todo el mundo se unieron a la Comunidad Musulmana Ahmadía durante el último año.

Su Santidad también anunció que la Comunidad Musulmana Ahmadía está establecida en 213 países. Este año la Comunidad Musulmana Ahmadía fue establecida en Armenia por primera vez.

Durante su discurso, Su Santidad habló de cómo el mundo moderno critica el islam en particular, y a la religión en general. Por lo tanto, Su Santidad defendió poderosamente las enseñanzas del islam y mostró la superioridad del islam sobre otros sistemas sociales y habló de las enseñanzas del Sagrado Corán sobre la defensa de los derechos humanos de todo el mundo.

Su Santidad dijo que es común escuchar que la religión está anticuada y que es incompatible con el mundo moderno, y por ende las enseñanzas religiosas deben cambiar para acomodarse a esta nueva era.

Su Santidad dijo que mientras algunas otras religiones están debatiendo la reforma de sus enseñanzas religiosas para adaptarse esta era moderna, las enseñanzas islámicas son eternas y universales y el Sagrado Corán es, y siempre será, el libro más completo, válido para todos los tiempos y todos los lugares.

Su Santidad, Hazrat Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Creemos firmemente que el Sagrado Corán es el libro de Al-lah el Todopoderoso, y Él ha prometido protegerlo. Otras religiones no han conservado sus enseñanzas en su forma original. Sin embargo las enseñanzas del Sagrado Corán no han cambiado en más de 1,400 años y así permanecerán hasta el Último Día. Las enseñanzas del Sagrado Corán son eternas para todas las personas de todos los tiempos.

Su Santidad, Hazrat Hazrat Mirza Masrur Ahmad continúo:

“En esta era, al enviar el Mesías Prometido (la paz sea con él), Al-lah el Todopoderoso ha seguido protegiendo las enseñanzas del Sagrado Corán.  El Mesías Prometido (la paz sea con él) expuso sobre las enseñanzas del Sagrado Corán y reveló sus tesoros escondidos. Demostró que las enseñanzas del Sagrado Corán abastecen las necesidades en todos los aspectos de las interacciones humanas: desde las relaciones sociales entre individuos y sociedades a relaciones internacionales entre países. Habla de espiritualidad al tiempo que revela verdades académicas y científicas relevantes. Presenta en forma completa los derechos de Dios y los derechos de la creación de Dios. Por lo tanto, no hay que sentirse afectados por las objeciones de los críticos y no debemos albergar algún complejo sobre las enseñanzas del Sagrado Corán.”

Su Santidad, Hazrat Hazrat Mirza Masrur Ahmad también dijo:

“El Sagrado Corán también trata necesidades humanas que parecen ser insignificantes. El Sagrado y el Santo Profeta Muhammad (la paz y bendiciones de Dios sean con él) establecieron nuestros derechos que garantizan la paz en todas las esferas de la sociedad.”

Su Santidad siguió citando los derechos y obligaciones descritos en el Sagrado Corán que sus seguidores deben cumplir, incluyendo los derechos debidos a los padres, parientes, niños, vecinos, cónyuges y toda la creación de Dios.

Su Santidad ilustró la forma integral del Sagrado Corán a través de la narración de un versículo del Sagrado Corán. Capítulo 4 versículo 37 del Sagrado Corán habla en detalle de los derechos establecidos por Al-lah el Todopoderoso.

Este versículo del Sagrado Corán dice:

“Y adorad a Al-lah y no asociéis nada a Él y mostrad bondad a los padres, a los parientes, a los huérfanos y necesitados, al vecino afín a vosotros y al extraño, al compañero que está a vuestro lado, al viajero y a los que poseen vuestras diestras. En verdad, Al-lah no ama los orgullosos ni a los jactanciosos.” [4:37]

Su Santidad también mencionó que la gente debe bien pensar y no mal pensar de los demás. Con ello, se desarrollará el amor, la unidad y la fortaleza entre unos y otros.

Su Santidad mencionó que, lamentablemente, en el mundo materialista de hoy cada vez es más escaso mostrar afección y simpatía humanas.  Si alguien tiene hambre, no hay preocupación por ello, o si alguien tiene problemas financieros, no se gasta de la propia riqueza para ayudar al prójimo.

Su Santidad, Hazrat Hazrat Mirza Masrur Ahmad mencionó que mientras las personas no religiosas hacen acusaciones contra la religión y contra el islam en particular, una encuesta reciente muestra que la caridad se ejerce en mayor parte por personas religiosas y los musulmanes son de los que más dan en caridad.

Su Santidad, Mirza Masrur dijo:

“Cuando uno trabaja para Al-lah y ayuda a sus hermanos débiles y menos afortunados, su fe crece. El Mesías Prometido (la paz sea con él) dijo que si un hombre no ayuda a los demás, gradualmente se convierte como los animales en cuanto a sus cualidades morales, sin importarle los demás. El Mesías Prometido (la paz sea con él) dijo: ‘El humanismo de una persona le exige serlo, y uno solo puede ser considerado humano, si es generoso hacia toda la humanidad sin discriminación.’ El Mesías Prometido (la paz sea con él) también dijo, ‘nunca, bajo ninguna circunstancia, reducid el círculo de vuestra amabilidad.”

Su Santidad continuó narrando versículos del Sagrado Corán de cómo el Islam hace necesario para sus seguidores cumplir con los derechos en cada aspecto de la sociedad.

Sobre los derechos hacia los padres, Su Santidad, Hazrat Hazrat Mirza Masrur Ahmad citó el capítulo 17 versículo 24 del Sagrado Corán que dirige a los musulmanes mostrar amabilidad y también les instruye a,

“No les digas nunca ninguna palabra que exprese disgusto ni les reproches, mas bien dirígete a ellos con palabras amables.”

Su Santidad, Hazrat Hazrat Mirza Masrur Ahmad también dijo:

“Aquellos que hoy dicen ser defensores de los derechos humanos, están creando en verdad más distancia entre los padres y sus hijos. Si los padres amonestan a sus hijos o tratan de corregir sus valores morales, ciertas organizaciones los critican y empiezan a interrogarlos. La gente empieza a inquietarse y ahora surgen objeciones a este respecto.”

Su Santidad enfatizó que el Sagrado Corán es un libro completo y dijo que el Sagrado Corán y el Profeta del Islam (la paz y bendiciones de Dios sean con él) no mencionó sólo con los derechos de los padres, sino también estipuló los derechos de los hijos.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“El Santo Profeta (la paz y bendiciones de Dios sean con él) instruyó a los creyentes a respetar sus hijos y darles una buena educación. También dijo que el mejor regalo que un padre puede dar a sus hijos es darles una buena educación.”

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“El Santo Profeta (la paz y bendiciones de Dios sean con él) protegió incluso los derechos de los hijos de uno de sus más enardecidos enemigos. El Santo Profeta (la paz y bendiciones de Dios sean con él) reprendió categóricamente a un ejército que atacaba a niños… Hoy en día existen gobiernos que dicen que el Islam es cruel e injusto, mientras separan a los padres de sus hijos de la forma más inhumana posible, y consideran que sus acciones son justas y basadas en la moral.”

Su Santidad elaboró sobre las enseñanzas islámicas de asuntos matrimoniales, y explicó que el Santo Profeta Muhammad (la paz y bendiciones de Dios sean con él) enfatizó sobre los derechos de la mujer hasta el punto que dijo,

“El mejor de todos vosotros es el que trata mejor a su esposa y yo soy el que mejor trato a mi esposa.’

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Los que hablan de derechos humanos en el mundo desarrollado no cumplen con los derechos de sus esposas o son injustos con ellas. Existe un problema creciente de “affairs” extramatrimoniales, y las tasas de divorcio en el mundo desarrollado son muy altas.”

Su Santidad habló de los derechos prescritos en el Sagrado Corán en relación a los hermanos y familiares y la humanidad en general.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“El Santo Profeta (la paz y bendiciones de Dios sean con él) instruyó a los musulmanes contra el prejuicio y el odio entre unos y otros, y dijo que no le está permitido a un creyente dejar de hablar a otro creyente por más de tres días.”

Su Santidad llamó la atención de los asistentes hacia los derechos de las viudas, los ancianos, empleados y muchos otros; todos ellos tienen sus derechos protegidos y explicados en el islam en gran detalle.

Su Santidad dijo que pudo hablar de un pequeño número de derechos que están recogidos en el Sagrado Corán y que habían muchos más que no se podían cubrir en tan poco espacio de tiempo.

Durante los tres días del Yalsah Salanah, Su Santidad dio cinco discursos, incluyendo un informe anual de la Comunidad Musulmana Ahmadía.

Otros muchos discursos se ofrecieron durante los tres días del evento. También, fueron mostradas varias exhibiciones como ‘El islam en los medios’, ‘la Sabana Santa de Turín’, y exhibiciones sobre las cartas históricas del Santo Profeta (la paz y bendiciones de Dios sean con él) a los líderes mundiales.

El Yalsah Salanah concluyó con una oración silenciosa dirigida por Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad.

agtariq
By agtariq agosto 8, 2019 10:13